Momentos en los que desearías no haber volteado a mirar

Hay momentos en la vida en que te dices: “no debí haber volteado a mirar”. Estos son muy buenos ejemplos de ellos.

No sabemos que hace la persona que maneja esta camioneta, pero lo mejor es mirar otro lado cuando lo veamos venir.

[sc name=”Ad 300x 250 “]

Cuando de repente miras a un lado y te encuentras a tu compañero divirtiéndose con mi little Ponny.

Cuando llevas en tu piel tu comida favorita no tienes que andariega mostrando a todos.